La Primera Comunión de Teresa

publicado en: Sin categoría | 0

Mi sobrina Teresa hizo su Primera Comunión el mes de Junio pasado. Y me hace mucha ilusión enseñaros las fotos.

Llevaba el modelo Jimena de UN VESTIDO PARA TI y semicorona de flores de la misma firma.

Conocimos esta marca hace ya algunos años en el archiconocido showroom de Compritas Comuniones, tienen unos vestidos monísimos, como podéis ver en las fotos, porque no es amor de tía, Teresa estaba ideal y además su dueña, es un encanto.

Las bailarinas en dorado con cintas, de Petritas que le quedaban perfectas con el vestido.

Y además de guapa, estaba contentísima, como no podía ser menos en este día único, y con una sonrisa que no se le acababa nunca.

Su hermana Isabel, que hace su Primera Comunión el año que viene (¡nosotros estamos ya pensando es sus recordatorios!)  llevaba el modelo campana de Teresa y Leticia, en toile de jouy verde aguay también estaba ideal.

Lo celebramos en el Restaurante El Náutico, en Los Arroyos, con unas vistas fantásticas, una comida excelente, y un trato estupendo, totalmente recomendable para celebraciones o para una comida o cena especial.

Los centros de flores de las mesas de Moonflower, floristería que hace unas cosas preciosas (creo que ya os he contado que mi ramo de novia era de allí y quedé supercontenta). Trabajan fenomenal. Están en Príncipe de Vergara, 56 en Madrid.

Y por supuesto papelería y detalles de Siempreloquise. En cuánto Teresa vió nuestro nuevo modelo de recordatorios con la guirnalda de flor de almendro, lo tuvo clarísimo. Así que hicimos los recordatorios, los meseros, libro de firmas y el banderín para la mesa de detalles para los invitados, (velas personalizadas para los adultos y botes de chuches también personalizados para los niños) todo a juego. Su madre además nos encargó un cuadro personalizado con nuestra Santa Teresa de Jesús, para poner en la mesa durante la celebración y para llevar después a su dormitorio.

Pasamos un día precioso, comimos fenomenal y acompañados de la familia, ¡no se puede pedir más!.

www.siempreloquise.com

 

 

Dejar una opinión